Patología de la voz. ¿Qué debemos saber?Locutores profesionales.Voces

Patología de la voz. ¿Qué debemos saber los profesionales de la voz?.El proceso de fonación da como resultado la emisión de una voz normal o eufónica que tiene unas cualidades acústicas determinadas. Cuando se produce un cese total del acto de fonación, aparece una ausencia total de la voz, que se llama afonía.

Entendemos por trastorno de la voz odisfonía la alteración de las cualidades acústicas básicas de la voz (timbre, altura e intensidad) que afecta a la comunicación de manera que impide desarrollar con normalidad, confort e, incluso, placer, las actividades cotidianas .

Las disfonías se han clasificado en: funcionales, orgánicas y mixtas.

Las disfonías funcionales se re eren a las alteraciones de las cualidades de la voz en las que únicamente está afectada la función, es decir, no hay una lesión identificable. Se consideran resultado de la utilización inadecuada de la voz que hace el individuo y desaparecen cuando se utiliza el órgano correctamente.

Las disfonías orgánicas derivan de alteraciones de la laringe o de algún órgano vecino que modifican las características de la voz.

Pueden ser alteraciones congénitas, como malformaciones o membranas, o bien alteraciones adquiridas, como tumores malignos, laringitis (vírica, irritante, catarral crónica, etc.), Traumatismos (externos, endolaríngeos, etc.), Enfermedades neurológicas (parálisis de las cuerdas vocales), procesos alérgicos y enfermedades endocrinas (hipotiroidismo, laringopatía premenstrual y gravídica del embarazo-, etc.).

Las disfonías mixtas son lesiones asociadas a la persistencia de un mal uso vocal. El abuso vocal, entendido como aumento excesivo del tiempo de uso de la voz o como fonación mantenida a intensidades elevadas, conlleva cambios en la estructura microcelular de las cuerdas vocales, que afectan a las características biomecánicas, inicialmente de forma aguda y, por tanto, con posibilidades de remisión si cesa el abuso vocal.

Si el abuso se mantiene, estos cambios se pueden volver crónicos y evolucionar hacia lesiones más estables de tipo in amatorioedematoso: edemas, nódulos, pólipos, pseudoquistes, etc.

EL USO PROFESIONAL DE LA VOZ  EN PUBLICIDAD ,NARRACIÓN, DOBLAJE…

Los nódulos vocales son la lesión de etiología traumáticofonatoria más evidente. Son lesiones de pequeño tamaño, situadas en el borde libre de una cuerda vocal (o de ambas), más a menudo en la unión del tercio medio con el tercio anterior, llamado punto nodular, que correspondería con el centro de la porción vibrátil de las cuerdas, que es el área de mayor impacto durante la fonación.

Los nódulos de las cuerdas vocales, debido al esfuerzo sostenido de la voz por motivos profesionales en actividades en las que hay que hacer un uso mantenido y continuo de la voz, como es el caso de profesores, cantantes, actores, operadores de telefonía, locutores, etc., deben considerarse como una enfermedad profesional, ya que están incluidos en el anexo 1 del Real decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

El edema de Reinke, los pólipos y el granuloma de contacto se han relacinado con la irritación crónica que ocasiona el abuso de la voz, junto con otros irritantes como son el tabaco y, también, el reflujo gastroesofágico (los ardores).

 ALERTAS QUE DEBE TENER EN CUENTA UN LOCUTOR PROFESIONAL, UN PROFESIONAL DE LA VOZ:

Independientemente del origen, la disfonía se manifiesta en:

• Carraspeo.

• Necesidad de aclarar la voz (toser).

• Secreciones abundantes.

• Sensación de tener un cuerpo extraño en la garganta o de hormigueo.

• Sensación de que la voz no sale o de que se debe hacer un esfuerzo para conseguirlo.

• Falta de control en la intensidad o el tono de la voz.
• Dolor y tensión en el cuello y la parte alta del hombro.
• Pinchazos en la zona anterior o lateral del cuello.
• Fatiga muy rápida de la voz al hablar o debilidad de la voz. • Voz rota.
• Voz ronca.
• Dificultad para mantener la voz al nalizar la jornada.
• Dificultad para ser entendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.