La ley Americana de derechos de autor entrar en el siglo XXI.Banco Voces

La modernización musical.Noticias de la industria musical

La ley estadounidense de derecho de autor podría finalmente entrar en el siglo XXI. Muy buenas noticias para los ingenieros y los productores.

La política norteamericana ha sido amargamente mordaz últimamente, pero hay un punto que ha atraído la atención extraordinariamente. La ley de modernización de la música. Una legislación de larga duración destinada a actualizar significativamente las leyes de derechos de autor de Estados unidos. — Todo parece ir bastante rápido. A comienzos de primavera se convirtió en ley después de que el Comité Judicial de la cámara recomendó unánimemente su aprobación.

Aparte del hecho de que fue capaz de obtener el apoyo de ambos lados del espectro político, la legislación también es notable porque tiene la intención de hacer coherente lo que hasta ahora ha sido un laberinto sorprendentemente extraño de las leyes nacionales, estatales e incluso locales y regulaciones alrededor de derechos de la música.

Por ejemplo, grabaciones hechas antes del 15 de febrero de 1972 te llevaban a una madriguera  de los derechos de autor artistas  disponibles en cada estado.

Cada Estado que tenía sus propios términos y regulaciones del copyright. Eso ha conducido a una serie de pleitos de pre-1972 artistas y productores y otros interesados , más notablemente los años y sus estrellas del pop , Hubo intentos  a nivel estatal de promulgar la legislación alrededor de grabaciones más antigüas, igual que hizo Tennessee en 2014, una acción  que pronto se alzó a nivel federal.

Ahora, con la ley de modernización de la música (aka HR 5447), los legisladores están tratando de aunar todas las leyes y reglamentos diferentes  en torno a los derechos de la música un solo paquete. De hecho, el proyecto de ley reúne provisiones de cuatro proyectos de ley previamente introducidos — el acto de asignación para productores de música , la ley de clásicos, la ley de salarios justos de musicos, y una versión específica del compositor de la ley de modernización musical — bajo un solo paraguas legislativo. Y aunque eso es importante para el artista y la industria discográfica en general, este paquete también se dirige a los ingenieros de grabación y a los productores de discos, y de esa manera podría impactar  en todo el ecosistema de la producción musical.

Los elementos clave de esta legislación paraguas se centran en los mecanismos de compensaciòn: especifica una nueva entidad de recolección para asegurar que los compositores sean pagados por licencias mecánicas cuando los servicios digitales utilizan su trabajo, y establece un estándar de tarifa basado en el mercado para ambos artistas y compositores cada vez que el gobierno establece tasas de derechos. También intenta cerrar la “Laguna legal” pre-1972 para que los servicios digitales paguen a los artistas de la herencia la compensación a la que tienen derecho.

La ley amp es importante, porque reconoce por primera vez a los productores e ingenieros en la ley del derecho de autor. Estableciendo específicamente su derecho a recaudar su porcentaje a través de SoundExchange, la organización de gestión de derechos colectivos sin fines de lucro designada por el Congreso de los Estados Unidos para reunir y distribuir porcentajes de rendimiento digital para el sonido grabaciones, cuando se utilizan grabaciones en radio satelital y en servicios de radio online como Pandora.

El punto clave aquí es que pone en marcha un procedimiento legal para que los productores y los ingenieros recojan ese dinero directamente de SoundExchange, más que de los artistas. SoundExchange ya permite a los artistas pagar directamente a los productores e ingenieros su cuota de autor técnico, aceptando “cartas de dirección”, pero la ley amp formalizara este proceso para los productores e ingenieros que trabajaban en grabaciones hechas antes de 1995 para sus pagos directamente.

El año fue crucial en este lío de derechos de  autor : El derecho a estos fondos fue establecido originalmente al pasar al funcionamiento digital en la ley de la grabación de 1995, y ampliado más adelante por la ley digital del copyright del Milenio.

 

Esta obra legislativa es monumental ya que finalmente pone a los obreros del otro lado del cristal a la par de los artistas y compositores, sobre los que históricamente se ha centrado el lado legislativo de la industria musical.  Con esta reforma de ley se reconoce legalmente el hecho de que el lado creativo de hacer grabaciones está totalmente entrelazado con lo técnico.

Antes de 1972, pocas personas podrían imaginarse hacer discos fuera de estudios de grabación profesionales; Sin embargo  desde 2002, pocas personas podrían imaginar no poder hacerlo.

En estos nuevos tiempos  es muy común  aprovechar una base musical  descomponiéndola en pedazos pequeños, y crear  por encima de ella  otro tema  pero  con el atractivo de tener un éxito de base . Esto ha sido un autentico estimulador de  pleitos del multimillonarios , motivo principal por el que todo el negocio de la música ha estado trabajando desde entonces en un ambiente regulador que era el equivalente del salvaje oeste.

Es por eso que la ley de modernización de la música ha generado más apoyo vocal de la comunidad de producción.

Mike Clink, ingeniero de sonido y productor  de  Guns N ‘ Roses, Megadeth, Metallica y Mötley Crüe

Durante el testimonio que aboga por el paso del proyecto de ley en Washington, DC a principios de este año, Mike Clink, ingeniero de sonido y productor  de  Guns N ‘ Roses, Megadeth, Metallica y Mötley Crüe, testificó desde la perspectiva de un productor sobre la  necesidad de reconocimiento, llamándolo “reforma de la concesión de licencias que fortalece las protecciones y promueve el pago de justo para todos los creadores de música en todas las plataformas”

Permitirá a todos los involucrados poner sus esfuerzos de nuevo en hacer música.

El Administrador de la Academia de la grabación Booker T Jones  agregó, “lo que necesitamos los creadores es centrar nuestros esfuerzos combinados en un solo paquete que resuelva todos estos problemas.Como compositor, productor y artista, puedo decirles que los creadores saben que todos estamos juntos en esto “.

Poniendo a los productores e ingenieros a la par con los artistas y los compositores, el acto los incluye formalmente en lo que la ley ve como el proceso creativo. Por supuesto, trae  consigo aspectos positivos y negativos , como casi todo en esta vida. Sobre  todo la naturaleza contenciosa de la cultura corporativa norteamericana.

Pero eso es un riesgo que vale la pena tomar, teniendo en cuenta la exclusión de esos roles han sido en el pasado. De la misma manera, también podría mejorar el papel perceptivo del estudio en el proceso. Permitirá a todos los involucrados poner sus esfuerzos de nuevo en hacer música.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.